Avicultura

Hoy en día las tecnologías se adaptan y se desarrollan a gran velocidad mientras los consumidores se preocupan de aspectos como la sostenibilidad, el bienestar animal o como los alimentos inciden en la salud humana. El futuro de la avicultura se situará en el punto donde se crucen las demandas cambiantes de los consumidores con las tecnologías emergentes.

Las empresas tecnológicas como TIGSA debemos desarrollar productos técnicamente factibles, económicamente prácticos y que satisfagan las tendencias del consumidor.

Queremos contribuir en los avances técnicos que permitan mejorar el rendimiento y el bienestar de pollos de engorde, ponedoras y pavos. No podemos perder de vista las tendencias en el consumo de huevos libres de jaulas o huevos camperos, las razas de crecimiento más lento o la carne de ave criada sin antibióticos.

A nivel de sostenibilidad las aves de corral tienen las emisiones de gases de efecto invernadero más bajas de todos los alimentos de origen animal. La intensidad de emisión estimada (es decir, el volumen de emisiones por unidad de actividad económica) para la carne y los huevos de aves de corral es equivalente a 4 kg de co2 por kilogramo de proteína comestible, que es considerablemente más baja que la de la leche y la carne de rumiantes. Por ejemplo, la intensidad de emisión de la leche está entre 12-140 kg de co2 por kilogramo de proteína comestible, dependiendo del tipo de animal y sistema de producción. Por lo tanto, consumir aves de corral puede ser más ecológico que comer muchos otros alimentos.

  • No products in the cart.