Ponedoras

APORTANDO SOLUCIONES PARA LA PUESTA EN EL SUELO

La producción de huevos a gran escala en jaulas se ha practicado en todo el mundo durante muchos años. Sin embargo, recientemente las preferencias de los consumidores se han ido desplazando hacia los huevos producidos en entornos sin jaulas buscando una mejor calidad de vida para las gallinas.

El desafío es obtener más y mejores huevos en un sistema que es limitado, consume más superficie, pero menos energía. La respuesta es una mayor eficiencia. La eficiencia debe considerar todas las etapas de la cadena de producción alimentaria. Las empresas de genética se centran en mejorar continuamente la eficiencia de la puesta. En 1998, una ponedora pudo poner 310 huevos en 72 semanas. Hoy, veinte años después, son 320 huevos en el mismo período.

En TIGSA investigamos y evaluamos las consecuencias y desarrollamos soluciones tanto para alojamientos como para sistemas de alimentación y climatización, combinando robustez, eficiencia, durabilidad y respeto por el medio ambiente.

  • No products in the cart.